PINCHOS DE MEJILLONES

En  mi tercera entrega de Entre Teclas y Fogones, Tictiritero nos enseña cómo hacer unos   sencillos y exquisitos pinchos de mejillones.

La receta, según nos cuenta en el vídeo insertado al final de esta entrada, procede de uno de sus viajes por los mares del Sur (o no...)

En esta ocasión quiero relacionar tanto receta como cocinero con un precioso poema de Konstantinos Kavafis: Ítaca


Ítaca es uno de sus poemas preferidos.

La primera vez que lo escuchamos fue de la mano de Lluis Llac, cuando éramos muy jóvenes y había todo un mundo por descubrir (después de 40 años, por fin, la vieja dictadura se caía a pedazos), cuando teníamos toda una historia que crear,  cuando teníamos muy claro qué había que cambiar y hacia donde queríamos andar,...

El poema de Kavafis es un canto a la vida, a la alegría de vivir cada momento intensamente, disfrutarla tal como se presenta, sacar partido a cada situación, no obsesionarse con llegar, tener claro hacia donde vamos y disfrutar del recorrido... 

Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias...

Otro gran poeta español, Machado, contó lo mismo con diferentes -y eternas- palabras:

“caminante no hay camino, se hace camino al andar”.

El suele regalar este bello poema de Kavafis a las personas que aprecia cuando van a emprender un nuevo camino en su vida (una boda, un largo viaje, un nuevo trabajo, ...). Incluso lo ha dejado grabado acompañado de imágenes de nuestros viajes. Podéis verlo pinchando aquí

Y como este será el último post que escriba este año, quiero dedicaroslo a todas las personas que perdéis algún ratito de vuestra vida leyendo mis ocurrencias. Ojalá el año 2012 os sea rico en experencias, os permita entreteneros en muchos puertos y no sea tan lúgubre como lo pintan los agoreros de esos tan nombrados “mercados”.



Para saber más de  Konstantinos Kavafis y de su obra podéis verlo en este enlace
La música que acompaña este vídeo pertenece a Triantanfillos y la canción se titula Monaxos 

CONCERTO GROSSO PER PASTA E MELANZANE

Hace poco en casa de nuestros amigos Pepa y Massimo  tuvimos la suerte de probar este delicioso plato elaborado por  Cinzia (hermana de Massimo): Timballo di pasta e melanzane que en español sería Timbal de pasta y berenjenas.

Teclas y fogones están muy presentes en esta receta.

Nuestra amiga Cinzia, además de ser una estupenda cocinera es también una magnífica pianista y directora de coro y orquesta.

¡Qué lejos queda el dicho popular "la mujer en la cocina y el hombre en la oficina"

En la actualidad somos muchas la mujeres capaces de elaborar deliciosos platos para saborear con la familia y amigos y ser al mismo tiempo mágnificas profesionales de la enseñanza, la música, la medicina, el arte,...

Aquí os dejo el vídeo en el que Cinzia nos explica su receta. Y como este blog no sólo quiere hablar de cocina, he pensado que, en esta entrada, el mejor complemento para vuestros sentidos podría ser la grandiosa pieza barroca de Bach que he utilizado como banda sonora (Concierto de Brandenburgo nº3, Allegro Moderato).

Espero que disfrutéis tanto con el vídeo como en la cocina preparando vuestro "timbal". Y por supuesto, no dejéis de saborearlo con un buen grupo de amigos, un vinito (de Ronda si es posible) y con buena música de fondo. 

Ya sabes que la vida es muy corta. ¡ Procura saborearla con todos tus sentidos !




Banda sonora del Concierto de Brandenburgo obtenida en youtube. Interpreta Freiburg Baroque Orchestra

Para saber más de Cinzia Pennesi haz clic aquí

HOJALDRINAS

He querido estrenar este blog con la receta de un dulce que solemos tomar en casa cuando llegan estas fechas.

Para empezar necesitamos los siguientes ingredientes:

·     ¾ kg de manteca de cerdo
·     1 kg y ½ de harina
·     125 g de azúcar
·     ¼ de litro de vino blanco
·     el zumo de un limón

 Una vez preparado todo lo necesario, empezaremos, con mucha paciencia, la tarea de mezclar y amasar todos los ingredientes hasta obtener una masa fina. Estará en su punto cuando ya no se nos pegue en los dedos.

 Dejamos reposar la masa en un recipiente untado en aceite y tapado con un paño durante 12 horas aproximadamente.

   Pasado este tiempo se  hacen las hojaldrinas del tamaño (grosor) del canto de un dedo (en el mercado hay moldes con formas muy variadas y divertidas).

     Se meten al horno a 170º. 

 A los 20 minutos, aproximadamente, se sacan. Tienen que quedar claras de color,  pasarse de tiempo provocará una pequeña catástrofe.

Y para terminar se espolvorean con azúcar glas y un toque de canela. 

     
        Por cierto, "Un toque de Canela"  también es el título de una fantástica película de Tassos Boulmetis que podéis  disfrutar al tiempo que saboreáis las hojaldrinas y una copita de vuestro licor preferido.

¡No os la perdáis!

                                     Y...¡buen provecho!