COCINA CREATIVA PARA NIÑ@S. CON LA COMIDA SI SE JUEGA.




Hoy, como suele decir @TICtiritero, he sacado la niña que llevo dentro.


Me he colocado mi delantal y he preparado un plato que le hacía a mis niños cuando eran pequeños. A ellos les encantaba. Aquí os dejo la receta por si queréis prepararla con los vuestros. Lo divertido de este plato es que los más pequeños de la casa también disfruten en la cocina elaborándolo.


Se trata de unos sencillos huevos duros vestidos de chinitos y cariocas para que resulten muy atractivos a la vista. Ya sabéis que a los pequeños la comida les entra antes por los ojos que por la boca.

Como siempre, podréis ver el vídeo de la receta paso a paso al final de la entrada.

Y como de  huevos se trata, en esta ocasión aprovecho para recomendaros una película mejicana muy simpática  “Otra película de huevos y un pollo” 

UN ESCOCÉS ENROLLAO

Mañana, por fin, empieza #EABE12  y se volverá a juntar toda esa gente que conocí en el #EABE11.

Yo entonces no era usuaria de tuiter, ni tenía este blog. Por eso los veía así, como frikis raros, raros, raros... pero, mirando de cerca, he ido viendo que:

Son gente a la que les gusta divertirse (como a mí)
Son gente a la que les apasiona su trabajo (como a mí)
Son gente que defiende la escuela pública (como yo)
Son gente a las que les ocurren "catástrofes diarias" (como a mí)
Son gente que cree que las tecnologías (los cacharritos) están muy bien, pero que están mejor las emociones, los abrazos, los besos, una buena conversación, ... (como yo)
Son gente a la que le gusta una buena comida (o un tapeo) y una cervecita (como a mí)

Así que tengo unas ganas locas de volver a encontrarme con ese montón de "gente rara" que conocí el año pasado, a la que he ido viendo a ratitos por la ventana de tuiter, o por sus blogs. Y tengo ganas de ver lo que nos han preparado los compañeros y compañeras en Carmona.

Como a las cinco hay que estar allí y vivimos a tres horas de distancia. Como salimos a las dos del cole. No vamos a tener tiempo ni pa comer. Y esta es la razón de esta entrada. El Tictiritero se ha metido en la cocina y ha preparado un engañabobos para comer directamente en carretera y no perder ni un minuto.

Aquí podéis verlo en faena. ¡Ah! y lo siento. En este post no tengo tiempo para recomendaciones de películas, ni videos, ni libros, ni música ni nada de nada, que estoy liada con la maleta. Nos vemos en un rato.


FLAMENQUINES DE ESPÁRRAGOS BLANCOS


Aprovechando el puente del día de Andalucía, un grupo de amigos y amigas decidimos pasar unos días en Huelva para visitar el Parque Doñana y su entorno.

Recorrer Doñana y alrededores es una experiencia que no debería perderse ningún amante de la naturaleza. Se trata de uno de los espacios protegidos más interesantes de nuestra tierra. 

Si no sois de los que montan a caballo o en carreta cuando llega el Rocío, tendréis que contratar una excursión que os permita recorrerlo en vehículos autorizados (4x4) ya que no se puede acceder a su interior sin permiso.

Nosotros, que no somos nada rocieros, tuvimos que optar por la opción de los todoterreno. ¡Menos mal que éramos pocos en el coche!

Se comienza el paseo por la extensísima playa, una de las pocas franjas de litoral vírgen, libre de la especulación urbanística que quedan en nuestra tierra. 

Aunque no pudimos ver gran variedad de aves resultó precioso. Continuamos por la desembocadura del Guadalquivir, bordeamos las marismas, recorrimos una zona de bosque y por último volvimos a la playa para terminar atravesando parte de las dunas. Fueron casi cuatro horas que se nos pasaron volando. En el recorrido nos fuimos cruzando con gamos, ciervos, jabalíes... ¡Todo un espectáculo!

Tanto trajín y saltos por las dunas, tanta naturaleza y la brisa del mar abren el apetito, ya se sabe. Así que, haciendo caso a una señora, nos dispusimos a probar las delicias que preparan en uno de los muchos bares y restaurantes de Matalascañas: el Bar Acebrón. ¡Menudo acierto! Cuando viajéis preguntad siempre a la gente del lugar. Pasad de las guías y fiaros de las personas que viven día a día en esos sitios. Nadie como ellas para echar un buen rato, para conocer de verdad el lugar que visitéis.

A lo que iba. Preparan en el Acebrón un pan "acebrón", a base de paté y jamón de pata negra delicioso; una ensaladilla de gambas con patatas que pa qué contar... y los flamenquines de espárragos blancos ¡ Qué descubrimiento!  

Tanto nos gustaron que no nos resistimos a pedirle a Daniel, el camarero que nos atendió, que nos explicara el secreto de esta receta. Con el desparpajo y la simpatía que podréis ver en el video, Daniel nos contó para “Entre teclas y fogones” como se preparaban.




Aquí tenéis la lista de ingredientes y la forma de preparar los flamenquines, por si queréis hacerlos.

INGREDIENTES:

         Para los espárragos:

-Espárragos blancos gruesos 
-Jamón serrano ibérico
-Queso laminado para fundir (tipo tranchetes)
-Jamón York
-Huevos
-Pan rallado
-Aceite de oliva

        Para la salsa:

-Cebollas
-Almendras
-Aceite de oliva
-Nata

MODO DE HACERLO:

Para preparar los flamenquines envolvemos los espárragos con el jamón York, el queso y por último el jamón ibérico. Después los pasamos por huevo y pan rallado y los freimos en aceite de oliva.

Para preparar la salsita sofreimos las cebollas picaditas y las almendras. Añadimos nata y sal al gusto. Trituramos todo hasta darle la consistencia de una salsa espesita con la que adornaremos los flamenquines.

A la hora de emplatar lo acompañamos de una vinagreta de patatas, pimiento y  tomate. ¡BUENÍSIMOS!

En fin, Doñana bien merece una escapada. Y por supuesto, para reponer fuerzas, no dejéis de ir al Bar Acebrón, la amabilidad, la simpatía y su cocina seguro que no os defraudará.