Recetas con requesón de Alhama de Granada


Dorados amarillos, rojos intensos, naranjas y cálidos marrones tiñen gran parte de nuestro paisaje con la llegada del otoño. En medio de esta sinfonía de colores y colgada de espectaculares tajos se encuentra Alhama de Granada, un tesoro poco conocido.

Al-Hama, como la llamaban los árabes, está enclavada en un antiguo asentamiento romano posteriormente árabe.



Aún se conservan restos de algunas villas, parte de una calzada romana y un puente sobre el rio que pasa por el municipio.

Si os gusta el senderismo; si disfrutáis saboreando un exquisito queso acompañado de un buen vino y queréis relajaros con un bañito en un Hamman,  Alhama es el sitio perfecto. Un fin de semana en esta tierra da para esto y mucho más. 

Si decidís ir, entre las variadas ofertas que hay, os aconsejo alojaros en una cueva del Mesón el Ventorro. Desde allí podréis realizar alguna de las rutas que proponen. 



 Recomiendo la “Ruta los  caminos del queso”. Guiados por Antonio recorreréis tres queserías artesanas (Cortijo Arroyo, Cortijo Júrtiga y Cortijo Aserradero) en las que podréis degustar sus magníficos quesos acompañados de vinos de la zona de excelente calidad.

La excursión se completa con una comida en el mesón y un bañito relajante en el hamman del hotel. Una jornada perfecta, doy fe de ello. 


Mi homenaje a Alhama son dos sencillas recetas que tienen como principal ingrediente el requesón. En esta entrada comparten vídeo una refrescante “ensalada de requesón" y una deliciosa “tarta de requesón y coco” (Receta de Petitchef).  Ambas son fáciles de hacer, ricas y nutritivas, especialmente si las preparáis con requesón elaborado en alguno de los cortijos del Camino del Queso.