PASTEL DE BERENJENAS


El plato de hoy es un sabrosísimo pastel de berenjenas. 
Está inspirado en un plato típico mallorquín que se conoce con el nombre de tumbet o tombet. Es muy sencillo de preparar. Lo podéis comprobar en el vídeo que hay al final de la entrada. 

Mallorca es uno de esos sitios maravillosos a los que una debe viajar al menos una vez en la vida. Por diversos y extraños motivos, es todavía uno de mis viajes pendientes, uno de esos viajes cien veces programado y cien veces pospuesto. 

Conocida por los turistas de hoy en día por sus fantásticas playas, por el clima y por el ambiente de fiesta perpetua, es también un lugar rebosante de historia y naturaleza. Gran cantidad de personajes han pasado alguna temporada de su vida allí. Pintores, escritores, músicos,...

Uno de los grandes personajes que dejó allí su huella, a pesar de su corta estancia fué Federico Chopin . Por eso, para esta ocasión he elegido su nocturno en si bemol menor como música de fondo para el video de la receta.

Hablar de esta preciosa isla es hablar del genial músico y disfrutar de su obra.

En el invierno de 1838, acompañado de su amante George Sand, Chopin viajó a Mallorca por motivos de salud y recomendaciones médicas. Una vez allí se instalaron en la Cartuja de Valldemossa donde el pianista pasó la época más prolífica de su carrera artística.

Nada más llegar a tierras mallorquinas, quedaron prendados de la belleza del paisaje.  No obstante, la dureza del clima  en invierno y las condiciones en las que vivían les obligó  a abandonar la isla antes de lo que habían previsto.

Durante el largo invierno, además de la enfermedad de Chopin tuvieron que luchar con el rechazo de los isleños. Así nos lo cuenta George Sand en “Un invierno en Mallorca”, título de un cuaderno de viaje autobiográfico en el que relata las vivencias de su viaje y de su estancia en la isla.

Además de leer las vicisitudes de la pareja de amantes en Valldemossa, os recomiendo ver la película que lleva el mismo título que el cuaderno de viaje. En ella se retrata esta difícil etapa de sus vidas.

Foto tomada de http://www.dondeviajar.net
Viajar a Mallorca, perderme en sus calles, bañarme en sus playas de aguas cristalinas, recorrer la sierra de la Tramuntana, pasear por las cuevas del Drach escuchando la música del genial compositor, y probar un tumbet en una terraza frente al mar son algunas de las cosas que me gustaría hacer en este viaje pendiente.

De momento me voy a conformar con saborear este estupendo pastel vegetariano con aires de Mallorca.

 

2 comentarios:

  1. Me han entrado unas ganas tremendas de prepararme unas vacaciones a Mallorca - Ya se lo he propuesto a la @guirichera, a ver que dice :)
    Por cierto, el gorro y delantal de la @fogonera esta genial Juanjo y Conchi!
    Ya me gustaria que me preparases uno de esos por aqui arriba en Scotland... a ver si subis en veranito y preparamos un post desde los Highlands :)

    ResponderEliminar
  2. Pues no estaría nada mal una escapadita juntos a tierras mallorquinas! Un besazo

    ResponderEliminar