"APPLE CRUMBLE" o "CRUJIENTE DE MANZANA"


Esta deliciosa y popular fruta es la protagonista de mi nueva entrada.

Pese a sus múltiples cualidades en bastantes ocasiones se asocia al término “discordia”. Una engreída y malvada bruja la utilizó para librarse de “Blancanieves”; fue el manjar irresistible por el que Eva perdió el privilegio de vivir en un eterno Paraíso; una manzana dorada sembró la discordia entre las diosas Hera, Atenea y Afrodita desencadenando la guerra de Troya...





http://pixelperfectdigital.com/galleries/

Pero no todo es discordia en la manzana. Gracias a ella Newton descubrió las leyes de la gravedad; ha inspirado incontables obras de arte; una manzana mordida es el logotipo que Steve Jobs eligió para su millonaria empresa y... 

¿quién no sueña con viajar alguna vez hasta la Gran Manzana?

En internet encontraréis infinidad de blogs donde se habla también de otras manzanas famosas de la historia.  

De cualquier forma hay sobradas razones para dedicarle una entrada. 

El “apple crumble" o “crujiente de manzanas” es un pastel muy británico.

Su origen se remonta a la segunda guerra mundial. El racionamiento de alimentos dio lugar a que la gente  agudizase su ingenio en busca de alternativas más económicas en la cocina. Así por ejemplo, para preparar una tarta pensaron que se gastaba menos harina, azúcar y mantequilla si sólo cubrían la capa superior.

Hay muchas variedades de este delicioso pastel. A mí me gusta especialmente el que se prepara con manzanas o con frutos rojos.

El que yo he preparado forma parte de una recopilación de recetas aportadas por las familias con motivo de la celebración escolar de la Semana Intercultural “Andalucía Crisol de Culturas”. Mi compañera Concha y yo les dimos forma en un precioso libro de aire medieval.

En esta versión que os dejo se cuecen previamente las manzanas, pero también se puede hacer utilizando manzanas crudas. De cualquiera de las dos formas está buenísima.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada