Muffins de queso mascarpone con pasas de Corinto

 

Mi entrada de hoy está dedicada a estos pequeños y esponjosos muffins originarios de  Inglaterra.

Los primeros empezaron a elaborarse a principios del siglo XVIII. Los consumían gente humilde y los criados de la gente adinerada de Inglaterra. La costumbre era tomarlos en el desayuno y se preparaban con harina, huevo, leche y azúcar.



En la actualidad cualquiera puede consumirlos y son fáciles de preparar. Con el tiempo se han ido incorporando nuevos ingredientes dándoles sabores muy variados, pero sin dejar de perder la esponjosidad que los caracteriza.

Se pueden tomar en cualquier momento del día, aunque quizás la “hora del té” o “tea time” (costumbre muy británica) sea la que más fama les ha dado.

el blog de agatha christie
 Agatha Christie, “la reina del crimen”, hacía que casi todos los personajes de sus novelas de intriga tomaran té con pastas, muffins y scones.

Siempre me han gustado las novelas de suspense y Ágatha Christie ha sido única en este género. Creo que he leido casi todas sus novelas, las empezaba y no podía dejar de leerlas, perdiendo la noción del tiempo incapaz de parar hasta saber quién era el asesino o asesina.

Quizás una de las que más fama le ha dado sea “Asesinato en el Orient Express”, llevada a la gran pantalla de la mano de Sidney Lumet.

Wikipedia
La historia tiene como protagonista a Hércules Poirot que viaja en el famoso tren. Durante el trayecto se comete un  asesinato que el detective tiene que esclarecer.

Este lujoso tren en el que transcurre la novela siempre ha estado rodeado de misterio y ha sido motivo de inspiración para escritores y directores de cine. Desde que se inauguró en el año 1883, aristócratas, políticos, banqueros... viajaron en sus lujosos  y confortables vagones cargados de glamur.
 

En su época de mayor esplendor partía de París y tenía su destino final en Constantinopla (que era como se llamaba todavía a Estambul) El concepto de este viaje en tren era el de disfrutar del viaje por el viaje, del recorrido. Llegar al destino no era lo más importante.

Orient-Express-Historic-Route

Una curiosidad más para quienes viajéis a Estambul: en el hotel “Pera Palace” podréis ver -no se si os podréis permitir alojaros- la misma habitación donde Ágatha Christie escribió la famosa novela.

Las dos guerras mundiales fueron mortales para el Orient Express. En la actualidad 35 de los antiguos vagones de este famoso y misterioso tren siguen atravesando Europa, aunque con un recorrido más limitado y turístico, se llama “Venice Simplon Orient-Express” 

Aunque evidentemente ya no es lo que fue, a mí no me importaría hacer este recorrido y recrear en mi imaginación las escenas que viví en su día al leer la novela.

De momento, hasta que la crisis pase, me conformo con viajar de la mano de mis escritor@s favorit@s, como Agatha Christie, disfrutando de una buena taza de té con unos exquisitos muffins como los que podéis ver en el vídeo que os dejo a continuación. 


Si os gustan muy dulces podéis tomarlos con mermelada, o si os va más lo salado son también un aperitivo excelente acompañado de una cervecita o un vermouth.



2 comentarios:

  1. Espectaculares y buenísimos, seguro, casi que se siente el olorcito al sacarlos del horno. Y en serio que parecen tan fáciles hechos por tí...
    La semana que viene los hago sin falta, ya os contaré cómo salen. Gracias por otra estupenda receta y por recordarnos a la señora Christie, que nos ha hecho pasar tan buenos ratos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Pepa, espero que los hagas la semana que biene. Será la señal inconfundible de que ya estás recuperda, que es lo más importante;) Si te gusta más el sabor dulce reduce la cantidad de sal.

    ResponderEliminar